Diversidad en la “cima” de las empresas y calidad de sus decisiones

Si bien desde el año 2000 se ha incrementado la participación femenina, en el 2010 solo el 6% de los directores en las empresas de los grupos económicos eran mujeres.

Erica Salvaj
Profesora-Investigadora de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo

En un mundo tan complejo y cambiante como el actual, constituir directorios diversos es clave para evitar una “miopía” estratégica en las empresas y para generar decisiones de mayor calidad que contemplen todos los riesgos y oportunidades que el entorno de negocios presenta.

Una de las dimensiones de la diversidad tiene que ver con el género.  En la mayoría de los países de la Unión Europea y Estados Unidos la representación femenina en los directorios se ha estancado, en promedio, en aproximadamente un 15%. 

Esto sugiere que los directorios incluyen mujeres solo por una cuestión de representación femenina, para legitimarse frente a una sociedad que cada vez es más exigente respecto a valores como la igualdad.

La situación en Chile es aún más dramática. Si bien desde el año 2000 se ha incrementado la participación femenina en los directorios en aproximadamente un 3% (Ver tabla 1),  en el año 2010 solo el 6% (92 mujeres) de los directores en las empresas de los grupos económicos eran mujeres.  

Además de ser una minoría, las mujeres directoras se sentaban en menos directorios que sus contrapartes masculinos. Los números indican que solo un 30 % de las directoras participaban en dos o más directorios, mientras que el 40% de los directores hombres participaba al menos en dos directorios.   

Finalmente, los datos revelan que en 2010 ninguna directora aparecía en el top ten de directores más intervinculados en la red de directorios.

Estos datos nos sugieren dos cosas.  En primer lugar, que las directoras representan una minoría en la “cima” de las empresas.  

En segundo lugar, las directoras tienen menos redes o un capital social menor que los directores hombres. En los gráficos se puede apreciar esta última afirmación. El gráfico 1 representa la red de una de las directoras con mayor número de vínculos con otros directores en Chile.

 Y el gráfico 2 muestra la red de uno de los directores hombre más relacionado.

 

Otro aspecto interesante es que las tres mujeres con participación en mayor cantidad de directorios en Chile son extranjeras. En el año 2010, las tres directoras más “populares” eran de origen anglosajón y colombiano, y pertenecían a industrias reguladas de concesiones y servicios públicos en empresas con participación extranjera en la propiedad.  

Diversidad y desempeño

El problema de la igualdad en la “cima” de las empresas es solo una excusa para hablar de un problema más profundo, el de la DIVERSIDAD en los directorios, que sin duda afecta al desempeño de las empresas chilenas.  

¿Se ha preguntado cuán diversos son los directorios en términos de edad, experiencia internacional, profesional o en industrias emergentes?  Con el nivel de homogeneidad actual de los directorios en Chile,  ¿quién nos garantiza que las decisiones estratégicas actuales contemplen todos los riesgos y oportunidades que plantea un escenario complejo y cambiante como el que vivimos?   

Una empresa con un directorio con escasa diversidad solo puede “pensar y decidir” de una forma, aumentando la probabilidad de empobrecer a sus inversores, ejemplos sobran.

Compartir