Ministra Schmidt presentó estudio sobre el costo de la violencia a las mujeres

Éste tiene el objetivo de conocer los costos económicos de la violencia intrafamiliar para los organismos estatales y para las víctimas.


Los resultados de este análisis fueron dados a conocer por la ministra del Sernam, Carolina Schmidt, en el marco del seminario “Violencia de Género y Trabajo: Desafío de inclusión en Buenas Prácticas Laborales”, organizado por la Corporación Domos y el Centro de Estudios Empresariales de la Mujer, CEEM, de la Universidad del Desarrollo, a través del proyecto Chile Emprendedoras con los auspicios del Servicio Nacional de la Mujer y ONU Mujeres Cono Sur Brasil, y el patrocinio de la Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina.

En la oportunidad, la secretaria de Estado manifestó que el estudio, realizado el 2010, arrojó como resultado que los organismos estatales como el Sernam, el sector Justicia, el sector Salud, el sector seguridad y los servicios sociales, gastan en total 32.417 millones de pesos en prevención, atención, sanción, protección, reparación e investigación de la violencia intrafamiliar, gasto equivalente a entregar a 2.760 familias una vivienda social definitiva.

De este monto, el 75% de los recursos corresponde a atención; el 11% corresponde a prevención; el 8% a protección y el 6% a sanción.

En tanto, para las organizaciones de la sociedad civil como la Red Chilena contra la Violencia Doméstica y Sexual y las Agencias de Cooperación Internacional, el gasto en violencia intrafamiliar asciende a $863 millones de pesos. De este monto, el 65% se destina a atención, el 29% a prevención, el 5% a investigación y el 1% en reparación.

Por otra parte, el costo promedio por mujer que vive violencia es del orden de los 2 millones de pesos, lo que incluye las prestaciones en salud, justicia y otras atenciones.

El estudio arrojó como conclusión, además de los costos descritos, que existen otros costos indirectos de la violencia intrafamiliar que no están visibilizados, lo que deja claro que los costos para el país son mucho mayores que los señalados anteriormente, manifestó la ministra del Sernam, Carolina Schmidt.

Junto con ello, la autoridad dijo que esta situación da cuenta de la necesidad de potenciar la prevención para lograr el cambio deseado y revertir el fenómeno de la violencia contra la mujer. En ese sentido, señaló que “estamos en lo urgente, y debemos girar hacia lo importante. Esto es la importancia de abordar la violencia de manera integral: en la educación, en la detección temprana, en la atención y reparación de las víctimas y en la reeducación de los agresores”, puntualizó.

Finalmente, fue enfática al señalar que es indispensable sumar a nuevos actores en esta tarea como los medios de comunicación, la academia y las empresas. Es así que la violencia intrafamiliar impacta en las empresas en fenómenos como el ausentismo laboral, la baja productividad, accidentes laborales, entre otros, por lo que resulta urgente incluir el trabajo en contra de la violencia en las políticas de recursos humanos.

Seminario Internacional Violencia de Género y Trabajo

En el seminario “Violencia de Género y Trabajo: desafío de inclusión en  Buenas Prácticas Laborales”, participaron como expositores: Junia Puglia, Coordinadora de Programas de ONU Mujer, Cono Sur-Brasil, quien se refirió a los principios de empoderamiento de las Mujeres ONU Mujeres- Pacto Global; y María Elena Valenzuela, Especialista en Género y Empleo de la OIT, quien expuso sobre los Desafíos para la prevención y aplicación de la normativa sobre acoso sexual en el trabajo.

Posteriormente, se dio paso a un panel de expertos integrado por Bruno Baranda, Ministro (s) del Trabajo y Previsión Social; Raquel Freire, programa Woman Emprende de la Universidad de Santiago de Compostela de España; y Ligua Alzate, Directora del Departamento Mujer CUT Nacional Colombia e integrante del Comité Femenino Confederación Sindical de las Américas – CSA, quienes se refirieron a las Perspectivas y desafíos de la violencia de género en los espacios laborales.

Finalmente expusieron en el panel de Empresas sobre Buenas Prácticas Laborales en prevención de la violencia de género: el gerente general de Laboratorios Bagó Chile S.A., Juan Araneda; Miguel García, gerente general Grupo Norte Chile; y Geide Miguel, Ouvidora Petrobras Distribuidora Brasil.

Compartir