Empresas familiares alcanzan en promedio mejor desempeño que las no familiares

La Universidad del Desarrollo realizó una radiografía a las compañías familiares en el país y las comparó con las que no lo son.

Con el objetivo de incrementar el conocimiento en torno a la empresa familiar como agente socio-económico en Chile, así como identificar nuevas líneas de investigación con una mirada multidisciplinaria, el Centro de Familias Empresarias y Empresas Familiares (CEFAE) de la Universidad del Desarrollo (UDD), realizó el estudio “Radiografía de empresas familiares en Chile”

Hoy se piensa en las pequeñas y medianas empresas, pero no se asocia a que la mayoría de ellas son familiares. A partir de la información proveniente de la Segunda Encuesta Longitudinal de Empresas del año 2011, se estima que la empresa familiar representa tres cuartos de las empresas nacionales, obteniendo una participación sobre las ventas totales del 61% y aportando el 63% del empleo en el país. De esta forma, los resultados corroboran la intuición de la gran importancia de la empresa familiar en Chile.

Según el estudio, del total de firmas existentes, el 78% son familiares, tienen una participación del 60% de las ventas totales y otorgan el 63% del empleo del país.

Así, según el estudio de la UDD, las empresas familiares perduran por más tiempo que las no familiares. El 52% de las primeras permanece entre 10 y 24 años, mientras que las no familiares que sobreviven el mismo lapso llegan al 43%.

En períodos más cortos, eso sí, es mayor la sobrevivencia de las no familiares. Por ejemplo, si el 27% de las empresas no familiares perdura entre uno y cuatro años, las no familiares llegan al 19%.

Por tamaño de empresas, el promedio de años de operación alcanza a 11 en las microempresas familiares, y a 8,1 en las no familiares. En las grandes, en tanto, la relación es 15,1 años versus 14,5%.

El CEFAE tiene por objetivo ser el primer referente de América Latina en cuanto a la comprensión, difusión e impacto en familias empresarias y empresas familiares, incluyendo firmas de servicios profesionales y sociedades anónimas abiertas y cerradas, potenciado efectivamente sus capacidades de liderazgo, emprendimiento y buen gobierno corporativo, y promoviendo su proyección transgeneracional.

Descargar estudio

Compartir