El Nobel de economía y la regulación

Por Cristián Echeverría.
El Nobel de Economía y la regulación, Jean Tiróle, desarrolló nuevos enfoques teóricos y prácticos para regular y poner límite al excesivo poder de mercado si hay pocos productores o información asimétrica de ellos con el regulador.

 

EL PREMIO NOBEL 2014 en Economía fue otorgado el lunes reciente al economista francés Jean Tiróle, principalmente por sus contribuciones a la comprensión y regulación de mercados en los cuales hay pocas empresas con mucho poder de mercado.

• Su trabajo ha permitido identificar las condiciones bajo las cuales la libre competencia de empresas y consumidores puede no funcionar adecuadamente, y la autoridad regulatoria puede diseñar mecanismos que impidan a las empresas con poder de mercado controlar los precios, las cantidades y calidades producidas, en forma desmedidamente desventajosa, o inferiores a lo anticipado para los consumidores y la sociedad.

• Tiróle desarrolló nuevos enfoques teóricos y prácticos para regular y poner límite al excesivo poder de mercado cuando hay pocos productores, o cuando existe información asimétrica entre ellos y la autoridad regulatoria.

• Su análisis también sistematizó las dificultades y riesgos para el regulador, que se derivan de la asimetría de información que este tiene respecto de las empresas reguladas, de la posibilidad de “captura” o pérdida de independencia del regulador ante las empresas reguladas, de los incentivos que pueden tener las empresas reguladas a entregar una calidad inferior a la contratada con el gobierno, el regulador, o los clientes en un mercado regulado.

• Finalmente, Tiróle también desarrolló enfoques teóricos y prácticos para regular la competencia en algunos mercados específicos, en los cuales las peculiaridades de los procesos productos o servicios (tales como la existencia de economías de red, por ejemplo en la provisión de tarjetas de débito o crédito), la existencia de economías de ámbito (como en el caso de venta de periódicos y espacio publicitario), o la integración vertical, pueden justificar soluciones no convencionales o estándar en materia de política de libre competencia.

• Los resultados del trabajo de Tiróle han ampliado el conocimiento teórico y práctico que tenemos acerca de cómo funcionan los mercados imperfectos, y de las formas menos distorsionadoras de regularlos.

• En nuestro país, debido al pequeño tamaño de muchos mercados importantes, es fácil encontrar muchas de las condiciones que Tiróle identificó como debilitadoras de la libre competencia y la regulación óptima desde el punto de vista de la sociedad.

• Gracias a la inclusión de sus análisis en el diseño de políticas económicas, instituciones y mercados, se han podido perfeccionar los mecanismos de provisión de bienes y servicios al Estado, la concesión de obras e infraestructura pública, la legislación e institucionalidad de defensa de la libre competencia, y la regulación de numerosas industrias, incluyendo los servicios financieros, la industria pesquera, la generación, transmisión y distribución de electricidad, la regulación del sistema de pensiones y de salud previsional, por mencionar solo algunos.

• Sin embargo, este proceso de perfeccionamiento de los mercados aún debe continuar, pues persisten importantes áreas en las cuales se debería balancear más el poder de mercado y la generación de utilidades de algunas empresas, por un lado, y el interés de los consumidores y la sociedad por el otro.

Cristián Echeverría

El autor es director del Centro de Economía y Negocios, Facultad Economía y Negocios Universidad del Desarrollo (UDD).

Compartir