Instituto de Innovación Social presentó su segundo libro

LAB4U, Club Budeo, Fondo de Inversión Social, Araucanía Hub y Algramo son los emprendimientos sociales que se detallan en el texto.

Con una charla del periodista Matías del Río y un panel con los emprendedores retratados en la publicación, se presentó el libro “Innovación Social: Propósito + Pasión + Innovación” del Instituto de Innovación Social UDD-FMK.

Komal Dadlani (LAB4U), Arturo Soto (Club Budeo), María José Montero (Fondo de Inversión Social), Héctor Jorquera (Araucanía Hub) y José Manuel Moller (Algramo), discutieron sobre las motivaciones que tuvieron para crear sus emprendimientos, cuáles fueron sus dificultades, sus principales apoyos, cómo han logrado financiarse, entre otros temas.

El presidente del Instituto de Innovación Social, Hernán Cheyre, afirmó que “el emprendimiento social es usar las herramientas propias de un emprendimiento tradicional para resolver problemas sociales de las personas. Y con eso rompemos un paradigma, siempre se ha dicho que esa labor la tiene que hacer el Estado, entonces ver que emprendedores sociales pueden hacer eso es muy potente”.

Por su parte, Matías del Río habló de la importancia del emprendimiento personal, de plantearse el desafío de encontrar un propósito en la vida, pelear con las deficiencias que cada uno tiene en la vida y enfrentar con pasión el día a día.

“El libro me parece que tiene una tremenda utilidad para ustedes porque les va a permitir orientarse y darse cuenta que el del emprendedor social es un camino más largo, porque las lucas llegan después o en menor cantidad, pero cuando uno es más grande se da cuenta que hay ciertas cuentas que no pagan las lucas, que son las cuentas del espíritu, del sentir que tienen una vida trascendente y, al final, eso es lo único que te salva, darle sentido a la vida. Por eso es que el emprendimiento social es tan potente que se lleve a libro”, puntualizó dirigiéndose a los alumnos presentes.

Los casos

LAB4U tiene como objetivo entregar una solución de bajo costo para mejorar la educación científica, para lo cual crearon aplicaciones para el celular o tablet que permiten experimentar con instrumentos de laboratorio.

Arturo Soto, por su parte, formó la escuela de BodyBoard Budeo, en Antofagasta, donde a través del surf entrega herramientas de vida a niños vulnerables. En tanto, en el ámbito del financiamiento de proyectos con impacto social, María José Montero, del Fondo de Inversión Social (FIS), expondrá sobre su experiencia y sobre el concepto de “capital paciente”.

Araucanía Hub pretende empoderar a distintos líderes, en los más diversos campos, para que sean agentes del cambio social, con el fin de que emprendedores de escasos recursos puedan generar redes que les permitan sacar adelante sus proyectos.

Finalmente, Algramo busca que quienes tienen menos no paguen de más por comprar productos envasados en paquetes pequeños, por lo que desarrolló una máquina dispensadora que permite vender a granel arroz, detergente, lentejas, entre otros, en almacenes de barrio.

El libro tiene como objetivo profundizar en las características de estos cinco emprendedores sociales para comprender cuáles son sus intereses, su historia de vida y por qué decidieron dedicarse a esta área.

Compartir