Región del Biobío destaca por su aumento en Índice de Competitividad Regional

El estudio elaborado por el Centro de Estudios de Economía y Negocios (CEEN) de la Universidad del Desarrollo muestra que la brecha entre la Metropolitana y otras regiones aumentó marginalmente.

En comparación con el último Índice de Competitividad Regional (ICORE) del año 2012 – 2013, se destacó el significativo avance de la competitividad en la región del Biobío al pasar de la décima posición a la quinta en el presente estudio. Las principales razones de este avance  se deben a las grandes mejoras en su infraestructura y capacidad.

Asimismo, en la región hubo una mejora en el ítem de competitividad en innovación, ciencia y tecnología, subiendo cuatro lugares. Su resultado más bajo se mantuvo al igual que el informe anterior en el entorno económico y financiero.

Las demás regiones mostraron estabilidad o retrocesos moderados de su competitividad, entre los retrocesos destacó Tarapacá, principalmente debido a una disminución en la competitividad de sus recursos humanos, infraestructura y capacidad. Asimismo Coquimbo, cuya competitividad bajó en cinco de las siete dimensiones que la componen, especialmente en el ítem de infraestructura y capacidad.

 De acuerdo a los antecedentes entregados por el ICORE, por segundo año consecutivo, la brecha entre la competitividad de la región Metropolitana en comparación con las demás regiones aumentó, aunque marginalmente.

 En promedio, el índice de competitividad de las otras regiones representó un 48% del índice de la región Metropolitana, versus el 51% que había alcanzado el año previo. Este resultado refleja una tendencia de largo plazo hacia una distribución regional menos dispar de las mejoras en las diferentes dimensiones de la competitividad a través del tiempo.

 Según el informe, las regiones mejor posicionadas con respecto a la región Metropolitana, es decir, aquellas que superaron el 50% de brecha, fueron: Magallanes, Antofagasta, Valparaíso, Biobío, Aysén, Tarapacá y Atacama.

 Por categoría, Antofagasta se ubicó en el primer lugar en gestión empresarial y calidad del empleo, al igual que en entorno económico y financiero. En las dimensiones de innovación, ciencia y tecnología, infraestructura y capacidad, e inserción comercial fue la región Metropolitana y finalmente la región de Aysén ocupó el primer lugar en inversión pública y seguridad.

 El ranking de competitividad muestra la capacidad de mostrar una productividad relativa sistemáticamente superior a la de sus pares. Para la construcción del índice se tomaron siete dimensiones: Persona; Gestión empresarial y calidad del empleo; Desarrollo económico  y financiero; Innovación, ciencia y tecnología; Infraestructura y capacidad; Internacionalización; y Gobierno e Instituciones.

VER INFORME COMPLETO

Compartir