¿Cómo superar el pesimismo?

Por Cristián Larroulet:

Mes a mes los indicadores de percepción y las cifras económicas muestran una situación lamentable. El último Índice de Confianza Empresarial (ICE) elaborado por Economía y Negocios de la UDD registró un -1,2 completando más de un año en el rango negativo.¿Es posible revertir este clima? Sí, se puede. De hecho, Chile ya lo hizo en el pasado: durante la crisis del 2009, el ICE marcó su peor nivel histórico, peroa fines de ese año,se recuperó la confianza. Entonces,¿qué debe hacer el Gobierno para superar el pesimismo?

Primero, se necesita mucho coraje de la autoridad. Segundo, volver a creer en la economía social de mercado,promoviendo el emprendimiento y la competencia sin descuidarlos equilibrios macroeconómicos.Y tercero, proteger las instituciones económicas del país.

Un sabio refrán dice “obras son amores y no buenas razones”. Las autocríticas que hemos conocido de distintas autoridades del Ejecutivo serán completamente estériles si no hay rectificaciones. Por eso, si el Gobierno realmente quiere enterrar de una vez las incertidumbres y abrir una nueva etapa, debe adoptar medidas concretas que reflejen estas correcciones, por ejemplo:
– Moderar el gasto público haciéndolo crecer en 3% durante el 2016.
– Hacer una reingeniería a la reforma laboral, manteniendo el reemplazo, ampliando la flexibilidad para dar más oportunidades a jóvenes y mujeres, dando prioridad a la adaptabilidad, y ampliando el espacio de negociaciones al interior de las empresas.
– Anunciando explícitamente que no se va a innovar en materia de “Constitución Económica”
– Introduciendo en el perfeccionamiento tributario el concepto de 100% de integración, y ampliando la utilización del artículo 14 que promueve la capitalización de las empresas.

Acciones como las planteadas serían muy bien recibidas por la gran mayoría de la población y generarían inmediatamente un ánimo positivo para la inversión y el empleo. La historia de nuestro país nos ha enseñado que los chilenos hemos vivido en muchas ocasiones diversos períodos de incertidumbre. No obstante, cuando se toman las decisiones correctas en el momento oportuno, el espíritu de superación renace y somos capaces de superar y vencer cualquier tipo de adversidad.

Es hora de recuperar el rumbo y demostrar que aprendimos esta valiosa lección.

Compartir