Comprometidos con el desarrollo del país

Por Matías Lira
Diario Pulso

Por segundo año consecutivo tenemos la satisfacción de publicar el especial de la Encuesta PULSO-Universidad del Desarrollo: ‘Chile en 2016: Qué vemos, cómo nos vemos y qué hacemos los chilenos’, un importante trabajo de investigación realizado por la Facultad de Economía y Negocios con la colaboración y apoyo de la Facultades de Gobierno y Comunicaciones.

La Investigación aplicada constituye uno de los ejes fundamentales de lo que hacemos en la UDD y fue recientemente reconocido por la Comisión Nacional de Acreditación quien otorgó 5 años a nuestra Universidad no solo en las áreas de Gestión Institucional, Docencia de Pregrado, y Vinculación con el Medio, sino también por primera vez en Investigación.

Este resultado nos llena de satisfacción, porque es un clara señal de la consolidación de nuestro proyecto educativo y donde los índices nos ubican entre las mejores universidades del país. Este estudio fruto de la alianza entre la UDD y Pulso, permite conocer mejor cuál es la percepción de los chilenos acerca de su nivel educativo, sus ingresos, trabajos y oportunidades de desarrollo. Cómo evalúan su educación en comparación con la que recibieron sus padres y cómo será el futuro de sus hijos en materia de oportunidades.

Asimismo, podemos ver cuáles son los medios y plataformas de comunicación que prefieren los chilenos para informarse, con qué frecuencia lo hacen y cómo utilizan las redes sociales. En estos datos resulta interesante el posicionamiento de medios digitales como vía de información en desmedro absoluto de los medios tradicionales. Este fenómeno ha sido la razón por la cual los medios han debido adaptar sus canales de comunicación hacia plataformas más flexibles y ágiles.

Otra de las aristas en las que quisimos profundizar es la percepción que tiene la sociedad chilena sobre sus empresas, cómo evalúa su comportamiento frente a sus trabajadores y respecto del medio ambiente, además de ahondar en las percepciones y comportamientos de los chilenos.

A través de esta encuesta pudimos darnos cuenta cómo se está viendo la situación económica global del país a un año plazo, percibiéndose un escenario de mayor neutralidad y menor optimismo en comparación con los resultados obtenidos hace justo un año. Todo indica que se vive una sensación, de corto plazo, que transita desde el pesimismo hacia la resignación. Esto debe preocuparnos debido a que uno de los factores fundamentales para el desarrollo debe ser una actitud optimista y desafiante del status quo. Esto es especialmente relevante en las culturas donde el emprendimiento se transforma en motor de crecimiento. Sin embargo, si la mirada se realiza a tres años plazo, la tendencia mayoritaria es hacia expectativas más neutrales.

Finalmente, otro de los componentes de esta encuesta es la percepción sobre calidad de vida y sobre la gestión de gobiernos presentes y pasados. En estas materias preocupa una vez más constatar que la desconfianza ha capturado la visión y análisis de la situación actual del país y sus autoridades.

Es así como gobiernos que se caracterizaban por haber obtenido una buena evaluación al terminar, hoy reciben una peor nota, al parecer fruto de una relectura del pasado y, probablemente, por la rotunda desafección de los ciudadanos hacia las instituciones y sus autoridades.

Sin duda, los resultados y conclusiones de este trabajo representan un valioso aporte al país y esperamos contribuya a un debate de altura especialmente basado en datos confiables más que en solo ideologías y, al mismo tiempo, para comprender mejor las necesidades, preocupaciones y sueños de nuestros compatriotas

Compartir