Índice de Confianza Empresarial Araucanía 2017: Optimismo es levemente superior a la media nacional

La Universidad del Desarrollo junto a la Universidad Autónoma de Chile y la Sofofa lanzaron el Primer Índice de Confianza Empresarial de La Araucanía, índice que mostró que los empresarios de la zona están levemente más optimistas que la media nacional.

Descargar ICEA 2017

Los resultados fueron dados a conocer en un encuentro que congregó a más de cien actores relevantes de La Araucanía y contó con la participación de Hernán Cheyre, director del Instituto de Emprendimiento de la Universidad del Desarrollo y ex presidente de Corfo; Cristián Echeverría, director del Centro de Estudio en Economía y Negocios UDD; y Humberto Salas, vicedecano de la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma de Chile, quienes además de entregar los resultados, hicieron un análisis y diagnóstico.

En la ocasión, Cristián Echeverría, valoró la instancia y destacó que este tipo de mediciones son el punto de partida de la toma de decisiones. “El desarrollo económico de la región sin duda se ve mejor en la medida que exista información y datos finos propios”, enfatizó, junto con destacar que la medición dejó en evidencia que La Araucanía tiene un nivel de confianza que está un poco más optimista que el promedio nacional.

Advirtió que si bien de los sectores evaluados – comercio, construcción, industria, forestal, agrícola  y financiero- hubo algunos con un mayor grado de pesimismo, el promedio es positivo.

“El conjunto de los sectores muestra que la confianza está cambiando, en el sentido que se anticipa que la región va a mejorar de una forma más rápida que lo que muestra para el promedio país”, puntualizó, junto con señalar que el optimismo antecede a la inversión.

Y en esta recuperación de las confianzas es fundamental –según señaló Cheyre-, conocer cuál es el grado de confianza que hay en el mundo empresarial de la región. “Creo que este nuevo ICEA es una muy buena herramienta de trabajo para que los empresarios puedan desarrollar sus planes a futuro”, puntualizó.

Destacó que el Índice deja en evidencia el optimismo de los empresarios en cuanto a que las cosas se pueden hacer mejor. “Ellos creen que hay buenas oportunidades para adelante y yo creo que eso está basado en que la región tiene muy buena gente y muy buenas condiciones para poder desarrollarse. Obviamente hay áreas en particular que han sido mucho más afectadas por los hechos de violencia y por supuesto eso afecta a sus subsectores y tienen menos expectativas, pero en general, en el agregado, hay una mirada positiva. Creo que eso es bueno, porque la región tiene muchas posibilidades. Hay simplemente que ir sacando del camino aquellas piedras que hoy son un obstáculo”, puntualizó.

Y en este escenario –dijo-, “es fundamental ir generando mayores confianzas, sentarse a la mesa, no verse como enemigos, sino como personas que en conjunto pueden sumar y sacar la región adelante”, enfatizó.

“La Araucanía no va a salir adelante mirando sólo hacia el pasado. Saldrá adelante mirando hacia el futuro, viendo los desafíos que tiene Chile. Hoy el mundo está viviendo una nueva revolución industrial. Chile no está ajeno y La Araucanía tampoco. La Araucanía tiene que subirse a ese carro… todos los que viven en esta región, los empresarios, los trabajadores, las comunidades mapuches, tienen que darse cuenta de esa realidad y sentarse a una mesa a conversar y avanzar con ese corte común”, concluyó.

Compartir