Alta Dirección

La Red de Alta Dirección (RAD) está especialmente focalizada en satisfacer las necesidades de actualización académica de los altos directivos, es decir de aquellos que tienen a su cargo las principales responsabilidades de la empresa.

Por esta razón, los programas se diseñan pensando en las habilidades y conocimientos que ellos necesitan reforzar y actualizar para lograr un liderazgo y una gestión exitosa.

Para esto, se cuenta con docentes y expositores de primer nivel – todos ellos, destacados empresarios, asesores y académicos – que utilizan como principal metodología de enseñanza, el análisis de casos, la resolución de problemas y la detección de variables no tradicionales, las cuales son poco estudiadas, pero resultan clave en el éxito o fracaso de las compañías.

Compartir