Santiago vuelve a ser la ciudad más cara para vivir

El Índice de costo de vida es elaborado por la Facultad de Economía y Negocios y muestra cuáles son las localidades del país que tienen un mayor costo de vida para un ejecutivo ABC1.

Santiago es nuevamente la ciudad más cara para vivir para un ejecutivo del segmento socioeconómico ABC1, según reveló el Índice de Costo de Vida de Ejecutivos, ICVE 2013 – 2014, realizado por el Centro de Estudios en Economía y Negocios (CEEN), de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo.

De acuerdo a la muestra, la capital registró el mayor aumento durante el año 2013 (11%).  De esta manera, el  ICVE de la capital es de $2.992.000 mensuales para un hogar de este segmento, considerando una familia de dos adultos, un niño y un adolescente. Esta alza se debe principalmente por el incremento del gasto en Arriendos en un 30% y de Alimentos y Bebidas, de 17% en el año.

Antofagasta es la segunda localidad más cara con un gasto mensual estimado de $2.731.000. A pesar del importante aumento de 16% del gasto en Educación, la disminución en el costo de los Arriendos, cercano al 18%, fue determinante para que la ciudad pasara al segundo lugar.

Las mayores alzas en el costo de vida se registraron en las ciudades del centro-norte del país; en tanto, las ciudades con menor costo de vida se encontraron principalmente en el sur del país –a excepción de Arica-, y fueron, en orden descendente: Arica, Punta Arenas, Coyhaique, Temuco, Talca y Puerto Montt que tuvo el menor costo mensual de la vida para un hogar del segmento ABC1 con un aumento de apenas 0,2% en el año, llegando a $ 1.862.000, un 40% menos que Santiago.

La medición considera el costo, en 15 ciudades importantes del país, de una canasta de bienes y servicios representativos de hogares de ejecutivos del segmento ABC1, considerando una familia de dos adultos, un niño y un adolescente. La base es Santiago, considerada con el puntaje 100, y abarca ocho categorías: alimentos, aseo del hogar, cuidados personales, vivienda, transporte, educación, comunicaciones y entretención.

VER INFORME COMPLETO

Compartir