Confianza de los consumidores mejora, pero sigue en zona pesimista