Percepción de riesgo condiciona el financiamiento