Precios fueron mayores para el 20% más pobre que para el más rico