Se acentuó el pesimismo en la industria durante mayo y socavó el ánimo general de los empresarios