Noticias

Columna Vesna Mandakovic: “Financiamiento de las Pymes: Un llamado a la acción”

Vesna Manadakovic
Directora del Instituto de Emprendimiento (IE)
Propyme
Lunes 3 de mayo 2021

Las Pymes representan un aporte significativo a la economía de nuestro país. Más de 230.000 Pymes operan en Chile y emplean al 53,3% de los trabajadores con contrato. Sin embargo, siguen enfrentando serios problemas de financiamiento.

El financiamiento del sector productivo representa el engranaje necesario para que las empresas puedan crecer, mejorar su productividad y  generar empleo. Restricciones financieras generan un freno al crecimiento y a la sostenibilidad de los negocios.

Según los datos reportados por la Encuesta Longitudinal de Empresas (ELE-5), la principal fuente de financiamiento de las pequeñas (46%) y medianas empresas (64%) son los bancos.  En el caso de las pequeñas, le sigue el financiamiento con recursos propios (45%) y en el de las medianas, por los proveedores (51%).

El tema del financiamiento a emprendimientos en sus distintas etapas es, consistentemente, el pilar con la valoración más baja  del ecosistema de emprendimiento en Chile. Según el reporte nacional del  Global Entrepreneurship Monitor (GEM-UDD) del año 2019, que se realizó a expertos para evaluar el ecosistema de emprendimiento, el 25% está de acuerdo con que existen medios de financiamiento procedentes de entidades financiera privadas para empresas nuevas y en crecimiento. Mientras que un 61% está de acuerdo con que hay suficiente subvenciones públicas disponibles para empresas nuevas y en crecimiento. Los números bajan dramáticamente cuando se pregunta por la oferta de capital de riesgo (12%), capitales ángeles (10%)  o crowdfunding (10%).

Es necesario entonces pensar en el desarrollo del mercado del crédito no bancario privado en el país, involucrando actores no bancarios,  mejorando las condiciones competitivas para que ingresen Fintechs que democraticen el acceso a crédito,  entre otras medidas.

Nuevamente, entonces, cuando hablamos de que existe poco apoyo al financiamiento de las pequeñas y medianas empresas, es necesario hacer un “doble click” y evaluar la profundidad y dinamismo del sector financiero local.

Dejo este desafío planteado. Ya conocemos el diagnóstico y llegó el momento de empezar a generar condiciones y acciones para superar el problema de financiamiento que encuentran las Pymes. Este es un tema que se visibilizó de manera cruda desde el estallido social y,  especialmente,  durante la pandemia. Pero es un tema estructural, que se arrastra hace ya bastante tiempo. Llegó  el momento de avanzar y actuar.